domingo, 29 de noviembre de 2009

IRONÍA

Ella es mi otra yo.
Mi modelo a seguir.
Cada día intento parecerme un poquito más a Ironía.
Sueño cada noche, en que algún día lleguemos a ser la misma persona, y entonces todo comience a ser mejor.
Es guapa, inteligente, divertida, sexy, un poco borde pero también amable, madura para su edad, irónica, sociable... y miles de cosas más.
¿Parece casi perfecta, no?
Pues no. No lo es.
Tiene muchos problemas en su vida, pero totalmente diferentes a los míos.

Sus amigos la llaman Nía. Y sus enemigos Ácida, creo que se entiende por qué.
Este viernes, como de costumbre, salió por ahí.

¿?: -Eh, morena.
Ironía- ¿Hablas conmigo?
¿?:-Sí, con quién va a ser. Eres la belleza del pub.
Nía-No se puede decir lo mismo de ti.
El chico se queda un tanto avergonzado,sin saber que decir. Y ella curva una media sonrisa pensando en lo mentirosa que está hecha. El tío está para tomar pan y mojar.
-Tranquilo, que no muerdo ¿Tu nombre es?
-Eh... soy Darío
-Yo soy Ironía. Pero si tienes suerte y te lo curras te concederé el privilegio de llamarme Nía.
Darío ya recompuesto contesta con picardía:-¿Qué te parece si empiezo invitándote a una copa?
Ante el tonillo "seductor" que ha empleado, Ironía casi se ríe en su cara, pero decide aguantarse y responder: -Bueno, si eso es lo mejor que puedes ofrecerme, quizás me acerque al rubiazo ése de la esquina.-Dirige una mirada lanzada hacia el chico ése. El rubio le responde al instante con otra.

Darío, muerto de celos, se acerca más a Ironía y le agarra por la barbilla con la mano.
Ella, curiosa, le mira, quedando atrapada en sus ojos de un extraño color grisáceo.
Él se va acercando más y más, hasta que sus labios quedan a escasos centímetros de los de ella, entonces se para. Saltan chispas entre los dos.
Era como si sus bocas fueran los dos polos de un imán y el escaso hueco entre ellos, la corriente magnética que los atrae, y los intenta unir.
Y justo cuando Nía cree que es el momento.
Darío se separa bruscamente de ella.

10 comentarios:

Meriendame. dijo...

Sera bobo!
él se lo pierde.
No entiendo lo de ácida... :S
jaja haber si escribo que tengo cositas que contar.
un beso,Muá :)

Ironía dijo...

Gracias por pasarte!
Con lo de Ácida me refiero, a su tipo de humor tan sarcástico y borde XDD
Sísí. Actualiza yaa!;)

ClavedeFa~ dijo...

Daría no sabe lo que se pierde.
Ironía! Que me ha alegrado y sacado una sonrisa tu comentario! Diosdiosdiosdios *O* Muchisimas gracias ^^

Saludos de colores =)

marcopergola dijo...

:) Hola! Encantado de conocerte Ironía... cuando tenga tiempo me pondré a cotillear tu blog. SALUDOS

Cris dijo...

Pues si Darío le gustaba no tiene porque hacerse la difícil. Es una idiotez, en serio ^^ (Te lo digo por experiencia)
La próxima vez seguro que no es tan borde, o bueno, a lo mejor al rubiazo de la esquina le va ese rollo.
muaaak!

Lavidasincolor. dijo...

Dario se acabara dando cuenta del error que ha cometido.

Ironía dijo...

ClavedeFa :) gracias a ti!

Marcopergola. Bienvenido! Estas en tu casa ;)

Cris, ella es así ya la irás conociendo xDD
Umm... y el rubio :p

Lavidasincolor estas en lo cierto, ya veras!

Cris dijo...

Ni un poqito ficticio, nena! (y eso es lo peor)
Ya iré conociendo a Ironía, seguro. Te leo, te leo!

La ladrona de besos dijo...

Pues a mi la Ironía de esta entrada no me ha gustado para nada.
Pero si la manera de escribir y la situación ^^
Darío hizo bien.

Ironía dijo...

Ladrona:) Ironía está muy pagada de sí misma.
Demasiado creída es ella.
Desde tan arriba que se siente cuando caiga se va a llevar un gran tortazo...xDD